Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (194)

domingo, 8 de marzo de 2009

EL PAPEL DE ACUARELA II: COMPOSICIÓN

¿Por qué es interesante la composición del papel?.


En primer lugar por los resultados obtenidos al trabajar. El papel es el soporte sobre el que se aplica la pintura, el medio. Un papel de calidad, fabricado para trabajar en acuarela da una respuesta que no podemos obtener de otra manera. Habitualmente se considera adecuado en los principiantes utilizar papeles de menor calidad. En mi opinión es una perdida de tiempo y fuente de numerosas fustraciones que pueden conducir al abandono.Respecto al acabado de la obra, a su aspecto final, el papel segun su composicion ofrecerá una textura, un color y una respuesta al pigmento. Las fibras de algodón del papel artístico ofrecen unos acabados muy interesantes para las pinceladas más expresivas, además de resistir técnicas más agresivas (esgrafiados, borrados, lavados...) con poca alteración de la superficie. El color que presenta la hoja virgen de papel también es interesante si queremos conseguir blancos muy potentes o preferimos tonos mas naturales. La acuarela también se va a ver afectada por la composición del papel, ya que el pigmento quedará depositado más o menos profundamente en la estructura del papel.


En segundo lugar para salvaguardar la permanencia de la obra. Los papeles de baja calidad, con ph no neutro, amarillean, se destruyen con el tiempo. La obra sobre papel tiene muchos problemas a la hora de ser conservada sino se realiza sobre un papel adecuado. Lo deseable es que el papel sea "Archival Quality", es decir, que obedece a unos standares de durabilidad que garantizan su permanencia unos 500 años.



El papel de mejor calidad está compuesto de trapos de algodón y/o lino, indicando 100% de contenido. El algodón requiere poca sustancia blanqueante que se elimina a lo largo del proceso de fabricación. No deben admitirse blanqueantes ópticos que alteran la composición. Por último el papel contiene un apresto, gelatina natural, destinado a controlar la capilaridad del papel, su absorción. Este apresto puede estar aplicado de dos formas interna o externa. En la interna es un componente añadido durante la fabricación. En la externa es un baño posterior que se aplica al papel. En el caso de que no se aplique bien aparecen zonas irregulares en los lavados de color. El apresto aplicado de esta forma es uno de los factores que puede influir a la hora de diferenciar el derecho y el revés de una hoja de acuarela. Aunque teóricamente la cara en la que podemos leer la filigrana es la correcta para trabajar, hoy en día se pueden utilizar ambas caras con poca diferencia entre ambas que cada cual deberá valorar. Cuando se sumerge un papel en agua para tensarlo parte de este apresto se diluye. Podemos plantearnos recuperar o añadir apresto a la hoja sumergiéndola en un baño de 2gr. de gelatina por litro de agua.

En resumen, algunos indicadores de que un papel es de calidad:
- 100% algodón
- ph neutro o acid-free
- sin blanqueadores ópticos
- archival quality o museum quality
- ISO 9706.

EL PAPEL DE ACUARELA III: TIPOS DE ACABADOS