Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (194)

jueves, 5 de marzo de 2009

LA POSE EN EL RETRATO

Figura completa, composición en triángulo. El peso de la imagen está en el lado derecho, pero se ve compensado por la mirada del rostro.
Media figura, composición en triángulo desplazado hacia la izquierda. Las manos en este caso son un elemento equilibrador muy importante.

Media figura, en este caso el triángulo es de vértice muy cerrado. Es una composición donde los juegos de luces y sombras son muy importantes. En este caso no habría lugar para un fondo complejo, porque podría comerse la figura.



Figura casi completa, parecida composición pero en este caso el fondo es más amplio.

Media figura, ahora el triángulo se ve desplazado hacia la derecha.
Primer plano, composición en Z.

Composición en triángulo con el eje centrado.

Media figura, composición en triángulo con eje centrado.



Después de realizar unos cuantos retratos procedentes de fotografías comerciales, me planteo el realizar algún retrato de factura enteramente mía. Desde el punto de vista del aprendizaje creo que al principio es una buena opción utilizar fotografías profesionales para eliminar el problema del modelo y centrarse en la pintura. El siguiente paso sería realizar las fotos uno mismo y finalmente realizar el retrato al natural.

Para realizar la foto he encontrado en Fotopunto una información muy detallada acerca de como colocar las luces y el modelo, algo fundamental para conseguir sacar todo el partido al rostro y a la figura.

El siguiente paso ha sido plantearse la pose en el retrato. Casualmente he encontrado a través de este enlace en Watercolor Artist Blog la página de un acuarelista con unos retratos muy interesantes por la variedad de poses que se presentan: Al Zerries. En la mayoría de los casos hay que fijarse en las manos como un elemento fundamental a la hora de dar fuerza a la composición. Las imágenes que he reproducido están en blanco y negro resaltando el trabajo del claroscuro, de luces y sombras, para modelar el rostro.

2 comentarios:

Raimundo Lopez dijo...

Apreciada NoNo, como no todos los que pintamos somos licenciados en Bellas Artes, es de agradecer tu interés para el que tenga ganas de aprender.
Te felicito!

NoNo dijo...

Estoy repasando, que lo tengo todo un poco olvidado. La teoría está bien conocerla, puede ahorrar trabajo, y permitirnos saber porqué nos gusta una obra. Luego hay que darle al pincel a tope, pintar, y si encontramos otra forma que funciona, adelante, también hay que dejarse llevar.
De paso también te felicito por tus acuarelas!