Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (194)

miércoles, 20 de mayo de 2009

CÓMO REPRESENTAR LA LUZ EN ACUARELA I: LA ESCALA DE VALORES TONALES

Boceto en blanco y negro con Pentel brush pen.

Desde una cierta distancia nuestro cuadro debe ser capaz de atraer la mirada del espectador.
Los errores en la representación de la luz son básicamente dos:
- Falta en la representación de una escala de valores tonales completa. En este caso o falta el blanco, o el negro que es lo que ocurre más habitualmente. Es decir, la pintura se interpreta como una gama de grises. Los planos se confunden. La forma se pierde.
- Exceso en la representación. La escala de valores tonales es excesivamente amplia, resultando confusa para el espectador.

CÓMO COMPLETAR LA ESCALA DE VALORES TONALES
Los valores extremos de la escala tonal son el blanco y el negro. El blanco en acuarela se representa con la ausencia de pintura, el papel. El negro se representa con una tonalidad muy oscura, aunque no tiene porque ser opaca. La falta de esta tonalidad más oscura suele ser el fallo más notorio. Para intentar solucionar este tipo de problemas debemos trabajar el dibujo. Por un lado, el dibujo clásico con la representación de una escala de valores tonales completa. En el caso de que la imagen carezca de ese contraste deberemos trabajarla para compensar esa falla de base del modelo. Si el dibujo no funciona, probablemente no funcione la pintura. Podemos dar un paso adelante trabajando imágenes en blanco y negro exclusivamente. Eso nos va a obligar a decidir qué es luz y qué es sombra, y a construir una imagen con sentido. Al hacer este tipo de ejercicio nos vamos a forzar a eludir los grises, la clave de los errores que hemos señalado más arriba.

CÓMO SIMPLIFICAR NUESTRA ESCALA DE VALORES
El término simplificar es muy habitual en pintura. Este concepto también debemos aplicarlo a la escala de valores tonales. Lo recomendable es ceñirse a una escala de cinco o siete tonos. Esto suena muy sencillo, pero ¿qué implica reducirnos a esta escala? Para ser capaz de reducir esta escala debemos tener un conocimiento exhaustivo de cómo se interpretan los colores en términos de luz por el espectador. Para ello todo pintor debería elaborar unas Cartas de color que le permitan conocer su instrumento de trabajo: el color. Este ejercicio en apariencia aburrido es la llave para conocer realmente con qué estamos construyendo nuestra obra. Lo recomendable sería elaborar:
- Carta de luminosidad: elaborar una carta de color que coloque a cada color puro en su sitio correcto respecto a una escala de valores tonales.
- Carta de mezclas: debería representar todos los colores que utilizamos y sus mezclas, así como una gradación de cinco tonos de cada mezcla resultante.
- Carta de grises: Esta carta representará la cantidad de tonos que vamos a representar en la obra. Podemos hacer una de cinco y otra de siete.

11 comentarios:

lapicero 67 dijo...

Ahora entiendo tus ejercicios de cartas de colores. Realmente son útiles. tendré que continuar haciendo ejercicios sobre la luz para poder dominar la escala tonal.Un saludo.

cardesin dijo...

Muy bueno Nono
Tienes razon.
Como anecdota te cuento que un profesor cuando era chaval me tuvo
1 año mas o menos haciendo eso mismo comparando los tonos utilizados contra una escala tonal y haciendo mezclas de colores.
Casi llego al suicidio pero ahora reconozco que fue uno de los mejores profesores que he tenido...
Muchos saludos.
Y gracias.
jk

Carolina dijo...

Hola Noemí, ¡gracias por este post y todo tu blog! Es casi, casi como si estuvieras por acá.

Disculpa la ignorancia, pero, ¿por qué necesitas una carta para las mezclas y además una para los grises?

Luego otra: ¿Está bien lo siguiente? Cuando teminas el dibujo, antes de pintar haces un mapa mental (como si fueras a pintar por números) de los valores de los colores que vas a usar, y luego recién pintas? Así, por ejemplo, en el lugar donde vas a poner un amarillo, si tu 'mapa' dice valor 4, usas ese valor de tu carta de amarillos? (por eso me pregunto por qué además se necesita la carta de grises).

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Más didáctico imposible.
Enhorabuena

NoNo dijo...

lapicero 67,
intentar dominar una técnica requiere esfuerzo, qué te voy a contar!
saludos!

cardesin,
también tuve un profesor de esos, nos tenía fritos haciendo tablillas de combinaciones de colores. De las clases que posteriormente te das cuenta que han sido más provechosas.
Saludos!!

Carolina,
La carta de grises sería útil sobre todo pintando del natural como guía para hacer un mini boceto de las masas principales. Pero también serviría para trabajar de foto, comparando si el tono que vas a usar se corresponde con el gris.
En la mezcla de colores los 5 pasos de color no se van a corresponder con la escala de 5grises. El amarillo y sus mezclas dificilmente se corresponderán con más de un tono 3 en una escala de grises. Voy a ver si pongo otra entrada, porque veo que me enrrollo y entra más por la vista.
saludos!!

Jose Antonio G. Villarrubia,
La receta mágica: trabajar. ; )
saludos!!

antonio dijo...

Noemí, más que gracias por compartir tus saberes, demás lo explicas muy bien. ¡Ya tengo otro trabajo que hacer!. Un saludo. Antonio.

vanina dijo...

Hola gracias por la explicacion, espero puedas visitar mi blog, ya que justo estoy con este tema, Sldos.-

Carolina dijo...

Gracias por esta respuesta Noemí. Me sirve horrores para aprender, y luego con la otra entrada que ya la ví, se me ha abierto un horizonte nuevo de conocimientos. Gracias!

NoNo dijo...

antonio,
estamos muy trabajadores, luego vendrá la recompensa.
saludos!

vanina,
ya me he dado una vuelta por tu blog y he visto tus paisajes urbanos ; )
saludos!

carolina,
a veces estos ejercicios son un poco pesados pero se notan los efectos cuando nos volvemos a poner a pintar.
saludos!

Anónimo dijo...

Soy autodidacta, quiero decir que todo lo que sé de acuarelas lo he aprendido pintando. Agradezco cualquier enseñanza. Las de este blog me parecen muy interesantes. Pero... Mi sistema, para graduar los tonos de cada color puro no tiene nada que ver con tablas. Solo hago un degradado, desde el color saturado hasta que casi no se ve, de tanta agua, y todo lo que queda en medio, es la escala. ¿no puede valer este sistema? Las mezclas de colores son otra historia, aunque leyendo todo esto he concluido que uso demasiado pocos...Gracias en todo caso por compartir cosas.

NoNo dijo...

Las tablas de luminosidad son sólo ejercicios, para aprender a trabajar con los materiales. Se puede utilizar como guía, pero con la práctica todo se vuelve más intuitivo. En muchos ejercicios académicos se pide a los alumnos restringir los tonos de una imagen a tres, cinco o siete. Es una forma de aprender a simplificar las luces y las sombras y que el espectador lea la imagen más facilmente. Para saber si tus cuadros respetan una cierta escala lumínica tienes que poner la obra a cierta distancia y ser capaz de apreciar la composición, ver las luces y las sombras. Otra forma es sacar una foto en b/n, si todo resulta agrisado la obra resultará monótona o confusa para el ojo.

Respecto al color para empezar siempre en cualquier técnica se recomienda al estudiante empezar usando tres colores (amarillo, magenta, cyan) y a partir de estos tres colores se deben reproducir todo el resto de colores. Para sintetizar este trabajo se recomienda hacer cartas de color. Pesado pero instructivo. Luego volvemos otra vez a la práctica "real" y la mayoría de artistas usa paletas de color más amplias, por otras cualidades del pigmento (transparencia, intensidad, permanencia, etc.) o porque si.

Pues nada, después de este rollo te envío un saludo y que sigas disfrutando con la pintura!