Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (195)

martes, 10 de marzo de 2015

SOBRE LOS CURSOS DE ACUARELA

DESDE EL PAPEL EN BLANCO, en todas mis demostraciones, clases magistrales o cursos, comienzo mi pintura desde la hoja en blanco, sin una marca. Esto es una EXIGENCIA que debemos hacer cuando acudimos a una clase. En el caso de que la base sea un dibujo es esencial ver el encajado de la composición y cómo se crea ese "alma" de la obra sobre la que luego se aplicará la pintura. Es parte esencial del proceso.

Otros artistas elaboramos nuestra pintura directamente, sin dibujo de apoyo, para crear a través de la pincelada. Es otra aproximación al mismo fin.Tenemos mucha suerte al tener tanta variedad a nuestra disposición.

Lo importante es que el artista debe ser honesto y mostrar su proceso completo ante los espectadores que acuden a verlo.

3 comentarios:

Javier Zorrilla dijo...

Noemí. Completamente de acuerdo.

Noemí González dijo...

El auge de la acuarela produce que aparezca gente con pocos escrúpulos, dispuesta a aprovecharse del interés que despierta la técnica. Un abrazo!

Javier Fuentes dijo...

Totalmente de acuerdo Noemí, pero diría más, antes de poner el papel habría que explicar el porqué del motivo elegido , especialmente si es una foto., la distribución de los volúmenes, los valores tonales etc.. Los buenos cuadros no salen por casualidad.