Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (194)

sábado, 25 de enero de 2014

EL PAPEL SUPERALFA


El papel superalfa está concebido originariamente para grabado. Las cualidades necesarias para soportar esta técnica lo convierten en un papel muy adecuado para la acuarela.

Una de sus características más personales es su color crema, lo que confiere a toda la obra una especie de uniformidad en tonos cálidos. Hay que tener en cuenta que la única forma de obtener un blanco será con acuarela o gouache blanco.

Su peso es de 250 gr., cercano a los 300 gr. recomendados por los papeles de alta calidad de acuarela.
La medida de los pliegos de superalfa es 76x112, el doble de un pliego imperial de acuarela, por ello resultan económicos ya que conseguimos dos pliegos al precio de uno. Para dividir la hoja usaremos una regla metálica con la que conseguiremos un corte perfecto.






El papel de acuarela VII: marcas artesanales