Etiquetas

AAV (4) acuarelistas (158) agrupaciones (29) amarillos (5) animales (11) apuntes (3) azules (7) boceto (85) bodegón (84) bosque (5) caligrafía (1) cartas de color (34) cielo (14) claroscuro (11) color (2) composición (4) concursos (80) cuaderno (1) curriculum (62) cursos (29) desnudo (2) dibujo (59) dvd (1) evento (19) exposición (71) figura (54) flores (48) fotografía (1) fruta (35) grafito (5) guggenheim (5) historia del arte (7) hojas (1) información (29) ipad (1) jardín (16) lago (3) libros (16) marina (16) materiales (66) natural (1) paisaje (239) papel (8) paso a paso (38) películas (5) perspectiva (2) pinceles (3) pintores (2) playa (22) plen-air (117) premios (11) problemas (4) procesos (70) retrato (117) rojos (8) salidas (3) sketchcrawl (3) skyscape (11) still life (66) sumi-e (2) taller (4) técnica (73) teoría del arte (4) tierras (4) tutorial (18) urban-sketchers (38) urbano (94) video (194)

jueves, 4 de junio de 2009

PINTAR ÁRBOLES: OBSERVACIÓN Y BOCETOS




Pentel brush pen y papel XL croquis de Canson
Posted by Picasa
Es una cuestión frecuente preguntarse cómo pintar un árbol. Esta pregunta es demasiado genérica. Dependerá del tipo de árbol, pero lo primero es practicar con el dibujo como siempre.
La cuestión principal que tenemos que plantearnos, aunque sea una obviedad, es que no todos los árboles son iguales. Para no caer en el estereotipo hay que practicar el dibujo de diferentes especies. Fijarnos en la dirección, largura y ancho del tronco, de las proporciones respecto al follaje. Las ramas también van a darle personalidad, hay que fijarse en su orientación, en cómo están insertadas y cómo crecen. En los dibujos de más arriba vemos que en cada uno es diferente, y esas diferencias deben reflejarse en nuestros dibujos.
Sería recomendable para su estudio seguir tres pasos (ejemplo 2):
1. Un dibujo esquemático de las líneas principales que lo definen: tronco, ramas principales y fronda.
2. Un estudio de las masas: crear formas simples tridimensionales lo más parecidas a la imagen.
3. El dibujo propiamente dicho con todos sus detalles, sus luces y sombras, incluyendo la sombra proyectada.
Para estos bocetos lo mejor es utilizar diferentes medios valorando lo que podemos conseguir con cada uno. Para un día soleado en el que podemos conseguir grandes contrastes tonales deberíamos elegir la tinta para resaltar esos contrastes tan marcados. Los lápices por contra nos servirán para representaciones mas matizadas, en días nublados cuando las sombras son más sutiles. Una pequeñá libreta puede llevarse en cualquier bolsillo para aprovechar los momentos de espera, captar un objeto o momento que nos llame la atención. Las prisas en estos casos nos obligarán a sintetizar la imagen. Suelo tomar nota, si tengo ocasión, del nombre del árbol. En los parques, por ejemplo, existen letreros indicativos. Posteriormente este archivo puede servirnos para incluir elementos naturalistas si nos hace falta equilibrar una composición. Recurriremos a una imagen real de un árbol, no a la imagen mental que tenemos de él.

6 comentarios:

Carolina dijo...

Uh, Noemí, qué buena clase!
Tienes razón, cada árbol tiene su propia personalidad, todos tienen una copa distinta, una forma especial en que nacen sus ramas (y sus hojas), característicos de cada uno. Excelente post!

cardesin dijo...

Nono
Gracias por el post!!!
Si parece una cosa sencilla pintar un arbol... pero tiene su miga!!!!
Un saludo
jk

NoNo dijo...

Carolina,
Creo que pintar un árbol es de las cosas más agradecidas, pero a la vez más difíciles. Quizá porque nos parece tan cotidiano, tan conocido que nos enfrentamos a ellos sin ningún respeto. Es de esas cosas que enseguida "cantan" si están mal hechas.
saludos!

cardesin,
en el caso de tus árboles ya se entra casi en el tema del retrato.
: )
saludos!

Willy Gutiérrez dijo...

Hola Noemí;
Soy el tio de Carolina; he observado detenidamente tu blog, me encantan tus acuarelas y he reparado en estos dibujos tuyos sobre árboles.Verdad que es todo un tema el que has planteado y me haces recordar las palabras de mis maestros (en la facultada de arquitectura y en el atelier de mi profesor -y tio- José Gutierrez Infantas). En ambos casos aprendí que efectivamente cada árbol tiene su propia personalidad. Muy buen planteamiento. Y te felicito por tu excelente trabajo.

NoNo dijo...

gracias Willy,
Me ha encantado tu caballo. Tiene mucha fuerza.
saludos!

Mª José Barrera Garrido dijo...

Los árboles son mi tema preferido, muy buena explicación y buenos dibujos.
Tienes un blog muy interesante y didáctico.
Un saludo: Mª José Barrera